Lifting Facial

El Lifting facial o facelift, médicamente conocido como ritidectomia, es un procedimiento quirúrgico que busca el rejuvenecimiento facial mediante la recuperación de la posición natural de los volúmenes faciales desplazados hacia abajo por efecto de la gravedad y perdida de la firmeza y elasticidad de la piel, ligamento y músculos, provocando la aparición de pliegues y arrugas.

 

Esta cirugía se puede realizar dividiendo el rostro en tercios: a) Cirugía del tercio superior, con la que se levantan las cejas y se eliminan las arrugas frontales y del entrecejo. b) Cirugía del tercio medio, mediante la cual se levantan pómulos, se corrigen surcos nasogenianos y se elimina el exceso de piel de las mejillas. c) Cirugía del tercio inferior, en la que buscamos marcar los ángulos manipulares, retirar la papada, las bandas y flacidez del cuello (lifting cervicofacial).

 

Un facelift exitoso depende del análisis facial exhaustivo, así como de sumo cuidado y meticulosidad para esconder las cicatrices en partes de la cara que resulten imperceptibles.

¿EN QUÉ CONSISTE LA INTERVENCIÓN?

La técnica consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante una incisión que habitualmente comienza en la zona de las sienes (por dentro del pelo), se extiende al interior de las líneas naturales que existen en la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y del cuero cabelludo. De esta manera las cicatrices quedan perfectamente camuflajeadas. Cuando el cuello necesita un tratamiento especial, es necesario realizar una incisión justo debajo del mentón.

El Lifting del tercio medio facial se realiza por la misma incisión de la blefaroplastia del parpado inferior, reposicionando la grasa y la piel de la mejilla y pomulo, retirando el tejido sobrante.

Ponte en contacto con nosotros

Solicita más información

Pellen tesque in ipsum id orci porta dapibus curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus.